APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

viernes, 4 de enero de 2013

LA ECHINÁCEA, ANTIBIÓTICO VEGETAL


LA ECHINÁCEA, ANTIBIÓTICO VEGETAL

Son plantas herbáceas, perennes y adaptables a la sequía. Llegan a medir entre 1 a 2 m de altura. Las hojas son de lanceoladas a elípticas, entre 10 a 20 centímetros de largo y 1,5 a 10 cm de ancho. Como es característico de toda la familia de las Asteráceas, las flores forman una inflorescencia compuesta por flores púrpuras dispuestas en forma de cabezuelas cónicas; ya que el limbo de las lígulas exteriores tiende a apuntar hacia abajo una vez que la cabezuela de la flor se abre, formando un cono.
Se utiliza sobre todo la raíz, más raramente se emplea la planta entera. Es más activa si se emplea en estado fresco.

Composición química
v     Aceite esencial (1,5%) dentro del cual su principal componente es el humuleno.
v     Un equinacósido; es una molécula compuesta por glucosa, rhamnosa, ácido cafeico y brenzcatequinétilalcohol.
v     Polisacáridos o heteroglicanos; se trata de moléculas de peso molecular de 45 000 (compuesto de arabinosa, xilosa y galactosa) y de 25 000 (compuesto de rhamnosa, arabinosa, xilosa y galactosa).
v     Ácidos orgánicos: derivados del ácido cichoreico, ácido cafeico, derivados del cafeoil-etílico, verbascósido, ácido clorogénico, ácido isoclorogénico.
v     Resina (1,9%), compuesta por ácido oléico, linoléico, cerotínico y palmítico.
v     Otros componentes: isobutilamida, bajo forma de ácidos grasos insaturados, poliacetileno, 8-pentadeceno-2-ona, 1,8 pentadecadieno, echinolona, cinarina, inulina, pentosano, azucares reducidos.

La planta Echinácea es la más conocida y ha sido la más estudiada de las hierbas medicinales por su función de estimulación del sistema inmunológico. A diferencia de una vacuna que se activa sólo contra una enfermedad específica, la Echinácea estimula la actividad general de las células responsables de la lucha contra todo tipo de infección.

Estudios de laboratorio han demostrado que la Echinácea tiene numerosos efectos sobre las células del sistema inmunológico al estimular la producción de células T e interferón (proteína que estimula el sistema inmunológico). También estimula la acción ante los cuerpos extraños por parte de las células inmunes para retirarlos de la circulación y aumenta la capacidad de las células inmunitarias para ir al sitio de la infección.
La Echinácea ha sido llamada el «antibiótico vegetal». Aunque la experiencia médica revela una clara actividad en las afecciones bacterianas y virales, el término antibiótico está mal empleado, ya que esta planta no mata directamente la bacteria tal y como lo haría un antibiótico clásico sino que su actividad contra las infecciones se produce al estimular el sistema inmunitario.

APLICACIONES CURATIVAS

A nivel óseo, la Echinácea actúa acelerando y reforzando los fibroblastos y favoreciendo el tejido de sostén.
En el tejido epidérmico, estimula la transformación de fibroblastos en fibrocitos, lo que facilita la regeneración tisular, a la vez que también estimula la elevación de las células epidérmicas del estrato germinativo, favorece así la cicatrización.
Se ha empleado con éxito, como estimulante del sistema inmunitario, tanto en la prevención como en el tratamiento de infecciones respiratorias agudas o crónicas, gripes, catarros, infecciones gastrointestinales, otitis, alergias, inflamaciones articulares (artritis), infecciones bucales, infecciones renales, convalecencias, en alteraciones de la piel como dermatosis, eczemas secos y liquenificados, psoriasis, etc., heridas, quemaduras, herpes labial, ulceras varicosas, vaginitis por cándida Albicans,  y en tratamientos de irradiación, quimioterapia, etc.
alicia@acupunturayapiterapia.es  www.acupunturayapiterapia.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario