APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

viernes, 21 de febrero de 2014

EMOCIONES QUE ENFERMAN: IRA, ENOJO, ODIO, CULPA Y EGOÍSMO

EMOCIONES QUE ENFERMAN: IRA, ENOJO, ODIO, CULPA Y EGOÍSMO

La ira, el enojo, el odio, la culpa, el egoísmo y la envidia son sentimientos que no sólo tiene un efecto negativo sobre aquellas personas a las que se les dirige sino que posee un efecto negativo mucho mayor en la persona que tiene estas emociones y se deja llevar por ellas o las reprime.
Igual de enfermizo es dejarlas manifestarse sin control como reprimirlas y esconderlas hasta el punto de no ser consciente de ellas, pues estamos entonces ante un enemigo invisible y, por tanto, difícil de atajar.
Es tan importante curar la enfermedad que se manifiesta como su causa, la emoción que la produce.
Así, por ejemplo, una persona que no resuelve las emociones que le llevaron a la obesidad y cree resolverla sólo con cirugía, evolucionará con otros cuadros patológicos diferentes de la obesidad pero más complejos. Porque una dolencia no resuelta evoluciona en el cuerpo humano y se irá manifestando de diferentes maneras hasta convertirse en crónica y, desgraciadamente, desgaste el cuerpo físico de forma total.
Es importantísimo atender la dolencia física, pero, más aún, atender y entender la emoción o emociones que la producen.
En muchas ocasiones nos encontramos no con una sola emoción negativa, sino con varias que se alimentan entre sí.
Así pues, una persona que se enoja con facilidad suele padecer miedos.
Una persona que envidia padece ira y culpa.
Una persona con egoísmo no carece de envidia y miedo.
El envidioso padece verdaderos e inconfesos ataques de culpa.
Así pues, las combinaciones pueden resultar inverosímiles pero no carentes de lógica.
Como tampoco hay que olvidar que este tipo de emociones, en manifestaciones tan dominantes como para provocar enfermedades, no son patrimonio exclusivo del individuo que las presenta, sino que si observamos su unidad familiar de origen, veremos que es una constante en casi todos sus miembros. Es decir, una misma enfermedad la padecen, han padecido y padecerán varios miembros de la familia, otros se manifestarán con dolencias diferentes pero que corresponden siempre a la misma emoción negativa.

ENOJO

Enojarse y explotar es un impulso psicológico de remarcar nuestro carácter y delimitar un territorio. Pero lo que realmente hacemos es dejar actuar a la debilidad y estresar el sistema inmunológico. Las enfermedades relacionadas con esta emoción son problemas biliares, nerviosos, circulatorios, accidentes vasculares, accidentes cerebrales, y más.

LA IRA

La ira es un veneno que se debe aprender a manejar pero a su vez es una reacción bastante inevitable -existen impulsos humanos que no podremos evitar y la ira es una de ellas-. La ira es necesaria porque puede rescatarnos de situaciones difíciles, pero debemos saber discernir cuándo este sentimiento es necesario y útil.

LA CULPA

Nos culpamos porque desconocemos que el verdadero perdón es el ejercido por nosotros mismos con plena aceptación, arrepentimiento y libertad.
                                                  
Una persona con culpa es el equivalente a una persona que se autocastiga constantemente, pero el daño va más allá de lo físico, va al corazón psicológico, daña el alma, daña la autoestima y deprime la mente. Las enfermedades relacionadas a la culpa son graves, diabetes, artritis reumatoide y el cáncer.

EGOÍSMO

El egoísmo es un sentimiento que pocas veces es útil en la vida, el que ejerce el egoísmo sólo consigue deteriorar su propia psique ya que en el humano es innato la emoción contraria, el compartir. Cuando vamos contra nuestra naturaleza sólo logramos enfermar.
Las enfermedades relacionadas con el egoísmo son: Insomnio, depresión, esquizofrenia, ansiedad, estados mentales alterados y todos los relacionados con el sistema nervioso y simpático.

LA ENVIDIA Y ODIO

La envida merece pocas líneas, no es más que la aceptación total de nuestra debilidad, la no valoración de nuestro potencial, la aceptación de la superioridad de los otros y una clara manifestación de equivocada insatisfacción.
La envidia es un sentimiento que limita. Las enfermedades que se relacionan a este sentimiento tienen que ver con un desequilibrio metabólico como la obesidad.






No hay comentarios:

Publicar un comentario