APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

sábado, 31 de mayo de 2014

ACUPUNTURA Y ABEJAS
LA APIPUNTURA


Siempre hemos visto y aprendido que ante una picadura de abeja lo primero es calmar el dolor y el picor que se produce aplicando una suerte de remedios, de más o menos efectividad, como arcilla, pomada, etc. No sabemos que al hacer esto, estamos impidiendo la curación o prevención de algún estado de enfermedad o desequilibrio.

Porque cuando una abeja percibe un desequilibrio energético en un ser, lo percibe como anormal y le pica corrigiéndolo.

De todas formas, si sólo nos quedamos con el aspecto más científico occidental, a se ha demostrado que el veneno de abeja es un excelente remedio terapéutico para tratar más de 500 enfermedades.

APIPUNTURA Y APITERAPIA

El veneno de abeja o apitoxina, aplicado de manera controlada por parte de un terapeuta cualificado desencadena efectos terapéuticos muy amplios. Esto es la apipuntura, o aplicación de picaduras de abejas en puntos específicos de acupuntura.  Siendo el uso medicinal del veneno de abeja y todos los productos de la colmena lo que se denomina Apiterapia.

La apipuntura es una ampliación de la acupuntura tradicional china. Se inició en Japón en 1920 para el tratamiento de artritis y artrosis, además de estimular la liberación de Qi bloqueado.

EFECTIVIDAD

Entre otros efectos curativos, el veneno de abeja activa los receptores adrenérgicos alfa-2 relacionados con el dolor, de modo que puede calmar dolores que los analgésicos opiáceos no pueden.
Además, la apitoxina -veneno de abeja- tonifica y regula las funciones renales, hepáticas y el sistema nervioso.

OTRAS DOLENCIAS

Además de todas la manifestaciones-enfermedades reumáticas, el veneno de abeja es muy efectivo en casos de bronquitis, bocio, espondiloartritis deformante, asma, síndrome de Cerniere, eccemas, soriasis, fiebres reumáticas, mialgias, esclerosis, hipoacusia, lesiones deportivas, parestesia, impotencia, tinitus, etc.








No hay comentarios:

Publicar un comentario