APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

domingo, 8 de noviembre de 2015

TRASTORNO PARANOIDE Y NARCISISTA CON ACUPUNTURA Y APITERAPIA

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD EN MEDICINA TRADICIONAL CHINA



Por enfermedades mentales se entienden las anomalías en las funciones de los Órganos y Vísceras del cuerpo. Se debilita el Qi, la sangre, los Líquidos Orgánicos el Jing, la Médula suele producirse caos en la circulación del Qi, Sangre y Líquidos Orgánicos como consecuencia de la excesiva excitación espiritual y psíquica. Todas estas alteraciones producen cambios en el Corazón y el Cerebro manifestándose en cambios de conducta, ánimo, sentimientos, conciencia y habla.


Si bien, existen muchos tipos de trastornos de personalidad, hoy me centraré en dos de los más frecuentes y por los que los seguidores de este blog me han preguntado en innumerables ocasiones.


El sujeto paranoide y el sujeto narcisista son tan comunes como el beber agua. No sólo se convive con ellos en el trabajo, pueden ser amistades, pareja o miembros de nuestra familia y a pesar de compartir años, o toda la vida aún no se les identifica ni se sabe lidiar con ellos. Resulta muy confuso, porque los sentimientos no dejan valorar la relación tóxica a la que someten a sus congéneres.

Síntomas del trastorno de personalidad paranoide
El individuo tiene temporadas de normalidad que se interrumpen con episodios en los que mostrará alguno o todos de los siguientes síntomas o manifestaciones:

Sospechar que los demás le van a hacer daño, se van a aprovechar de él o le van a engañar, sin que exista una base real que justifique este temor.

Preocupación excesiva sobre los verdaderos sentimientos de lealtad y fidelidad de sus amistades y compañeros de trabajo.

Exageración de las circunstancias normales, viendo signos de peligro y amenaza por todos lados.

Excesiva falta de confianza en los demás. El sujeto evita proporcionar información personal u otra que considera sensible, ya que piensa que va a ser traicionado, y que dicha información será empleada contra él para hacerle daño o burlarse.

Cierta tendencia a rumiar mentalmente, es decir, a la repetición de recuerdos de palabras o gestos de otros que le fueron desagradables, como insultos o injurias –reales o imaginarios–, que hace que además sea muy rencoroso.

Suelen estar demasiado pendientes de sí mismos, con una actitud auto-referencial, que hace que se consideren más importantes que el resto.

Tendencia a dar una respuesta desproporcionada a los ataques de los demás, pudiendo presentar brotes de ira o de rabia incontrolada “sin venir a cuento”.

Distanciamiento emocional, mostrándose frío, riguroso y egocéntrico, para evitar que le hagan daño.

Hipersensibilización ante los comentarios ajenos sobre él, considerándolos una burla o un ataque a su persona o a su reputación.

Sospecha infundada de infidelidad de su pareja, lo que va a conllevar un estado constante de tensión, que en la mayoría de los casos lleva a la separación sentimental o al divorcio.

Aislamiento social, debido a su comportamiento reticente y esquivo, que le hace evitar tener más contacto con los compañeros que el establecido por el horario de trabajo.

Problemas familiares, normalmente por razones económicas, y debidos a su suspicacia, que le hace pensar que las personas de su confianza le están engañando, o que pueden contar sus intimidades a quien no deben, poniendo en riesgo su prestigio.

Dificultades para mantener un puesto de trabajo estable, debido al escaso esfuerzo por integrarse en su tarea, sobre todo cuando implica estar de cara al público, además de por sus pensamientos de sentirse explotado laboralmente.

Problemas de salud avanzados, como consecuencia de su desconfianza en los médicos y el personal sanitario, lo que hace que no acuda a consulta cuando se siente mal, y que en algunos casos se automedique, con los consiguientes riesgos asociados.

Hostilidad injustificada y sin adecuarse a las circunstancias, pudiendo estallar ante cualquier persona, y que en algunos casos se acompaña de una actitud de desprecio al otro, como forma de mantener las distancias.

Manifestaciones de admiración y anhelo por las personas que tienen poder y ostentan un mayor rango social, mientras que desprecian a los que se muestran débiles o consideran de un rango inferior.


Síntomas del trastorno narcisista de la personalidad

La persona narcisista se cree superior a todas las demás, considerándose mejor que cualquier persona, incluso que sus familiares, parejas o amigos. Lo manifieste verbalmente o no.

Sin embargo, a pesar de su soberbia y sobrevaluado concepto de sí mismos, estas personas necesitan de la aprobación y admiración de los demás. En su mente, las otras personas tienen la obligación de pensar que son maravillosos.

Las personas que padecen del trastorno narcisista de la personalidad sienten que son grandiosas, que todos deben admirarlos. Carecen totalmente de empatía hacia su entorno..

Los síntomas de este trastorno son de grandiosidad, la persona exagera sus logros y capacidades para ser reconocido como superior, sin que sus logros se correspondan con el reconocimiento que esperan. Suelen sobrevalorar sus conocimientos, capacidades y cualidades. Se comportan de forma presuntuosa y jactanciosa.

Creen ser especiales y únicos. Su comportamiento es arrogante y soberbio.

Exigen por parte de los demás una admiración excesiva que no corresponde a sus méritos. Son pretenciosos, esperan recibir trato especial por ser quienes son.

Son aprovechados y no dudan en sacar partido de los otros para lograr sus fines, sin importarles cuánto daño causen, porque asumen que los demás están para servirlos.

Suelen ser envidiosos o creer que los demás los envidian. No dudarán en degradar a quienes hayan recibido reconocimientos que querían para sí mismos.

Estas personas carecen de capacidad de autocrítica, por tanto, dan por bueno todo cuanto hacen y siempre creen tener la razón. No toleran las críticas y no tienen tolerancia para la frustración. .

Cuando reciben críticas, pueden obsesionarse y caer en la depresión o actuar de forma denigrante con la persona que le ha hecho dicha cr´tica. No son capaces de arriesgar nada en sus acciones por temor a la frustración que no pueden manejar. Este trastorno es muy frecuente en hombres.


PUNTOS DE ACUPUNTURA Y APITERAPIA PARA TRATAR TRASTORNOS DE PERSONALIDAD


Meridiano: ZU SHAO YIN -Riñón (R):
YONGQUAN 1R.- ZHAOHAI 6R.- ZUBIN 9R.-

Meridiano: ZU TAI YANG - Vejiga (V): FEIYANG 58V.- SHENMAI 62V.-

Meridiano: ZU JUE YIN -Vesícula Biliar (VB): XUANLU 5VB.- QIUXU 40VB.-

Meridiano: ZU YANG MING -Estómago (E): HUAROUMEN 24E - TIANSHU25E.-

Meridiano: DU MAI, TOU MO -Vaso Gobernador (VG): NAOHU 17VG.- QIANJIAN 18VG.-
BAIHUI20VG.-SHENTING24VG.-.RENZHONG 26VG.-

Meridiano: REN MAI, JENN MO -Vaso Concepción (VC): YINJIAO 7VC.-
JUQUE 14VC.-


ASPECTOS IMPORTANTES DE LA TERAPIA



El tratamiento de las enfermedades mediante la acupuntura y moxibustión debe tener en cuenta cuatro aspectos muy importantes:


Conceder importancia a las cosas en su conjunto y establecer una correcta diferenciación de síndromes. Así como la complementación de este trastorno con otros posibles existentes, sobre todo, en la familia.

Al ser el cuerpo humano un conjunto orgánico íntegro, cuando se trata una alteración mental debe considerarse, no sólo el órgano o meridiano afectado sino también la influencia que pueda tener hacia otros órganos y meridianos vinculados.

1. La correcta diferenciación de síndromes es el principio básico para realizar la terapia más adecuada.

2. Reajuste psicológico.


Esta terapia siempre debe ir acompañada del tratamiento pisocológico y psiquiátrico adecuados.





No hay comentarios:

Publicar un comentario