APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

jueves, 24 de mayo de 2018

HIGADO Y VESÍCULA BILIAR - DOLOR Y MÚSCULOS


El hígado forma pareja con la vesícula biliar; es decir, la alteración de uno desequilibrará al otro.
La medicina china nos indica que la vesícula biliar es mucho más que un pequeño saco para almacenar bilis y segregar mucosidad; se considera la sede del coraje y la decisión.
La vesícula biliar segrega los fluidos que se necesita para digerir y metabolizar grasas y aceites, y su energía provee fortaleza muscular y vitalidad.
Trabaja junto al sistema linfático para limpiar las toxinas producidas por el metabolismo del sistema muscular, eliminando de ese modo dolencias y fatigas musculares.
La libre circulación de la energía del Hígado depende del correcto funcionamiento de la Vesícula biliar. Ambos apoyan al Bazo/Estómago en su función de transporte y transformación. La Vesícula biliar apoya al Hígado en el control de los ligamentos, tendones y líquido sinovial; la sangre del Hígado les nutre, la Vesícula biliar les aporta el CHI necesario para su agilidad y movimiento.
Los frecuentes dolores de cabeza, la falta de coraje y decisión, dolores de cadera, ojos, axila y cuello, muchas veces se deben a un bloqueo en dicho canal de energía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario