APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

sábado, 21 de noviembre de 2015

EL EJERCICIO DE LA TORTUGA




EL EJERCICIO DE LA TORTUGA


Manténgase sentado en una posición cómoda. (Las personas imposibilitadas pueden hacer acostadas el ejercicio).

Para comenzar, lleve el mentón hacia el pecho y estire el extremo de la cabeza hacia arriba. Usted sentirá un estiramiento de la nuca hacia arriba y sus hombros se aflojarán hacia abajo.
Luego eleve lentamente la parte posterior del cráneo hacia abajo, como para tocar la nuca. El mentón apuntará hacia arriba y la garganta estará suavemente estirada. Usted alzará entonces los hombros de cada lado de la cabeza como si quisiera hacerles tocar las orejas.

Estos dos movimientos imitan a la tortuga que da su nombre al ejercicio, porque el animal hace entrar y salir la cabeza de su caparazón. No debe forzar los movimientos y para ello debe respirar de la siguiente manera 

1.- Inspire mientras estira la cabeza hacia arriba;
2.-Expire mientras lleva la cabeza hacia atrás, el mentón dirigido hacia arriba.

De todas maneras, proceda lentamente, con movimientos naturales. Comprenda que probablemente le será necesario un cierto tiempo para efectuar este ejercicio con facilidad.

Cuando practique el ejercicio de La Tortuga deberá repetir 12 veces los movimientos. El mejor momento para hacerlo, es la mañana al levantarse y la noche justo antes de acostarse. También puede practicar el ejercicio cada vez que sienta una tensión o rigidez en la nuca, los hombros o la parte superior de la espalda.

Mientras hace el ejercicio de La Tortuga, mire hacia adelante, con una luz tenue o tamizada, o bien cierre los ojos ligeramente. Usted debe aflojar el resto del cuerpo y mantener los dedos apretados alrededor del pulgar como para cerrar el puño. El bloqueo de la mano impide que la energía se escape a través de la mano. Nunca olvide de concentrarse en lo que hace.
Al concentrar todos sus pensamientos en los movimientos que realiza el cuerpo practicando el ejercicio de La Tortuga aumentará los beneficios de la postura.

BENEFICIOS:
Estiramiento de la columna vertebral
Estimulación del cuello
Fortificación y relajación de la musculatura de los hombros
Supresión de tensión y dolores de la zona de cuello y de hombros
Estimulación de glándulas tiroides y paratiroides




No hay comentarios:

Publicar un comentario