APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

jueves, 28 de febrero de 2013

ACEITE DE PALO DE ROSA NO SÓLO DE USO COSMÉTICO


ACEITE DE PALO DE ROSA

Aniba rosaeadora


De todos los aceites aromáticos que se utilizan en cosmética, el de Palo de Rosa es el que posee más propiedades regenerativas y reconstituyentes.
Este aceite procede de Aniba rosaeadora de la familia de Lauraceae.

La principal aplicación que se le da a este aceite es cosmética, por su conocido efecto dermatológico, porque se trata de un potente regenerador que ayuda a borrar marcas y cicatrices en la piel.

Diferentes usos además del cosmético

Es un aceite de alto prestigio en cosmética por sus propiedades regeneradoras y antiarrugas. Es, además, un notable hidratante para pieles secas y sensibles.

Este aceite se puede usar en preparados de cremas, lociones y aceites, tanto para la cara como para el cuerpo.
De igual forma, es muy eficaz para baños con esta esencia, ya que posee un efecto tonificante de los músculos y aporta energía para continuar con la actividad diaria. Está especialmente indicado para situaciones de crisis, angustia o nerviosismo, puesto que alivia los dolores de cabeza y libera de energías negativas, tanto del cuerpo como de la mente.
El uso de este aceite no se considera nada agresivo, por lo que puede usarlo cualquier persona que no posea especiales conocimientos en aromaterapia.
Otra forma de aplicación es como regulador de las emociones, siendo especialmente adecuado esparcirlo con ayuda de un aromatizador en aquellos espacios en los que puede haber conflictos o tristezas.
Más info en alicia@acupunturayapiterapia.es

sábado, 23 de febrero de 2013

EL EQUILIBRIO ACIDO-ALCALINO ES FUENTE DE SALUD


EL EQUILIBRIO ACIDO-ALCALINO EN EL ORGANISMO


ACIDEZ Y ALCALINIDAD

El grado de acidez o alcalinidad se mide a través de la escala l de pH (potencial de hidrógeno) que va de 0 (extremo ácido) a 14 (extremo alcalino), ubicándose en el centro (7) el valor neutro.

De 0 y 7 tenemos los valores de acidez
De 7 a 14 los de alcalinidad


Los trillones de células que componen nuestro organismo, necesitan alimentarse, eliminar residuos y renovarse constantemente.

La sangre es la encargada de estas funciones vitales y para cumplir adecuadamente esta tarea la sangre debe mantener un ligero nivel de alcalinidad.

En una persona sana el pH de la sangre debe estar entre 7,40 y 7,45. Cuando se incrementa el nivel de acidez la sangre debe conservar este vital equilibrio pero necesita un aporte de bases (alcalinas) que neutralizan los ácidos. Para obtener un sano metabolismo celular, es preciso que junto al oxígeno, la sangre tenga un constante flujo de sustancias de naturaleza alcalina, a fin de poder neutralizar los ácidos.

En primera instancia la sangre obtiene estas bases de los alimentos. En caso de que esto último no ocurra, bien por exceso de ácidos o bien por carencias nutricionales de alcalinos— recurre a la reserva alcalina de huesos, dientes, tejidos y humores.

De esta forma se pone en marcha el mecanismo de descalcificación y desmineralización. Los huesos se hacen frágiles, aparecen caries, manchas blancas en las uñas, osteoporosis, lesión en las mucosas, piel seca, anemia en la sangre, debilidad, problemas digestivos, afecciones de vías respiratorias, sensación de frío, etc.


CLASIFICACIÓN DE LOS ALIMENTOS

Los alimentos tienen distintos grados de acidez o alcalinidad.

El agua pura, es neutra, tiene un pH 7,07.

Básicamente todas las frutas y verduras resultan alcalinas. Si bien la fruta tiene un pH bajo o sea, que resulta ácida, no hay que olvidar que la reacción química de un alimento fuera del organismo no es la misma que dentro del mismo y cuando un alimento se metaboliza puede generar una reacción totalmente distinta a su característica original. Es el caso del limón o de la miel. Ambos tienen pH ácido, pero una vez dentro del organismo provocan una reacción alcalina.

Sin embargo, esto no ocurre con los productos de origen animal que dejan siempre un residuo tóxico y ácido que debe ser neutralizado por la sangre.


TIPOS ÁCIDOS

No deben evitarse todos los ácidos. En los alimentos hay ácidos beneficiosos y otros perjudiciales.

El caso de los ácidos:

cítrico —presente en la mayoría de las frutas
málico —propio de la manzana
tartárico —producto natural procedente de los subproductos de la uva
fumárico —es un ácido de origen natural presente en muchas frutas y vegetales.

Estos ácidos orgánicos débiles, una vez metabolizados en el organismo se combinan con minerales como el sodio, calcio y potasio y dan lugar a sales minerales, carbonatos y citratos. Elementos que tienen la capacidad de fluidificar y alcalinizar la sangre o bien se oxidan en la sangre y son eliminados del organismo como anhídrido carbónico, activando la ventilación pulmonar.

En cambio otros ácidos NO SON TAN BUENOS como:

Oxálico — Está presente en acelgas, espinacas, cacao y remolacha, además de su acción acidificante, disminuye la absorción de calcio y daña los riñones.

Benzoico — El ácido benzoico, los benzoatos y los ésteres del ácido benzoico son compuestos comúnmente encontrados en la mayoría de las frutas, especialmente en las bayas; siendo los arándanos una fuente rica del mismo, y en las ciruela está contraindicado en gota y reumatismo.

Tánico — sustancia obtenida a partir de la corteza y de los frutos de diversos árboles y arbustos, sobre todo de los extractos de las nueces de agallas del roble. Se encuentra también en el café, té negro, vino tinto, fruta verde o poco madura además de precipitar la pepsina clorhídrica y bloquear o limitar la digestión de las proteínas, está sindicado como responsable de algunos tipos de cáncer.
Úrico — El ácido úrico es producido por la constante destrucción y formación de células así como por la ingesta de ciertos alimentos
Láctico — El ácido láctico se produce principalmente en las células musculares y en los glóbulos rojos.
Butírico — Se encuentra en las grasas de la leche y procede de la fermentación de la lactosa.

Esto no quiere decir que debamos rechazarlos pero sí moderar su uso.
    
Los ácidos presentes en las carnes como el úrico, áctico y purinas
Son el origen de dolencias tales como: artritis, artrosis, reumatismo, enfermedades del corazón, de los nervios, ciática, alergias, eccemas, herpes, urticaria, asma, nefritis, hepatitis, cálculos, arteriosclerosis y un estado de enfermedad latente pronto a manifestarse.
Una alimentación pobre en alcalinos entorpece el normal proceso de combustión en los tejidos celulares, dando lugar a la formación de estos residuos de naturaleza ácida, muchos de los cuales no pueden ser eliminados por la orina.

EL INDICADOR DE LA ORINA

Como hemos dicho, cuando los procesos vitales del organismo se desarrollan normalmente, el nivel de la sangre es ligeramente alcalino (pH 7,40).
Dado que los ácidos en exceso son eliminados a través de los riñones y la orina, tenemos allí un modo simple de control.
El control del pH urinario y su normalización, debe formar parte integrante del plan terapéutico de todo tipo de enfermedad crónica.
Una Tira reactiva de orina es un instrumento de diagnóstico básico, que tiene por finalidad detectar algunos de los cambios patológicos que pueden aparecer en la orina. Proporcionan un medio rápido y simple para llevar a cabo el análisis químico de la orina, algo muy importante desde el punto de vista médico. Este análisis abarca pH, presencia de proteína, glucosa, cetonas, hemoglobina, bilirrubina, nitrito, leucocitos, etc.

DIETA ADECUADA

No somos iguales y tampoco exigimos los mismos nutrientes en todas las épocas del año.

Lo importante es basarnos en el abundante consumo de frutas y verduras de la estación y suficientemente maduras.

Son recomendables el repollo blanco, zanahoria, apio, patata, batata, nabos, berenjenas, pepino, tomate, limón, caqui, cereza, manzana, melón, sandía, naranja, mandarina, pomelo, albaricoque, piña, plátano, durazno, pera y uva.
Los cereales menos ácidos son el arroz, trigo sarraceno, maíz. Los alcalinos son el mijo y la cebada.

En relación con los frutos secos son preferibles las almendras y las castañas y de las frutas secas los dátiles y uvas pasas.

En cuanto a las legumbres, las alubias blancas resultan las más alcalinas y desde luego, para endulzar la miel de abejas.
alicia@acupunturayapiterapia.es

martes, 19 de febrero de 2013

CIRUELA UMEBOSHI, ELEMENTO CURATIVO MACROBIÓTICO


CIRUELA UMEBOSHI

Las umeboshi son ciruelas japonesas fermentadas entre uno y tres años con sal y hojas de shiso.

En China, Japón y Corea se han utilizado tradicionalmente hasta la actualidad como alimento y medicina sobre todo en casos de diarrea o estreñimiento, intoxicación alimentaria, contaminación del agua, mareo en viajes y jaquecas y como remedio efectivo contra la fatiga.

Mantiene el pH adecuado

Al ser un producto muy alcalino, ayudan a mantener un pH adecuado del organismo evitando el entorno favorable a la enfermedad.
Además, facilita la asimilación intestinal de minerales alcalinos como el hierro, el calcio y el magnesio. Por lo que es indispensable para mejorar la anemia ferropénica y la osteoporosis.

Potencia la función desintoxicante natural del hígado.

Las ciruelas umeboshi mejoran la función hepática porque estimulan la formación y la secreción de bilis, mejorando así la digestión y el metabolismo de las grasas.

Equilibra el tránsito intestinal

Sus bacterias optimizan la absorción de nutrientes y normalizan el tránsito intestinal, sobre todo en casos de diarrea o estreñimiento. Además, ayudan a desintoxicar el intestino y reequilibra la flora intestinal.
Debido a la cantidad de sal que contienen, su uso está contraindicado en casos de hipertensión severa

Forma de tomarla

También se pueden preparar vinagretas mezclando una pequeña cantidad de pasta de umeboshi con aceite de oliva virgen extra, perejil, ajo o salsa de soja (en este último caso disminuir la cantidad de sal en la cocción del alimento). Estas vinagretas resultan ideal para aliñar ensaladas, arroces, verduras y todo tipo de pescado y carne, mejorando su digestibilidad.

En platos de arroces o verduras, se puede mezclar directamente la ciruela troceada o la pasta.
Se pueden tomar en decocción, dejando hervir una ciruela en mínimo un litro de agua mineral durante aproximadamente media hora.



Más info alicia@acupunturayapiterapia.es
www.acupunturayapiterapia.es


lunes, 18 de febrero de 2013

DETOXIFICACIÓN, EL PRINCIPIO DE LA BUENA SALUD


LA DETOXIFICACIÓN


Hasta hace poco tiempo el término «detoxificación» no era objeto de interés en la medicina alopática, aunque siglos atrás significó una parte imprescindible para la curación y prevención de enfermedades.  


Sin embargo, las medicinas tradicionales en China o la India siempre han prestado una atención especial a este concepto de limpieza interior y para ello se han utilizado las hierbas para mejorar la calidad de la sangre.

Se entiende por detoxificación todos los procesos por los que las toxinas movilizadas se metabolizan para ser neutralizadas y convertidas a formas menos tóxicas y asegurar su excreción y eliminación.

El Hígado es el órgano donde se producen la mayor parte de procesos metabólicos y el que juega el papel más importante en la detoxificación. Transforma las sustancias tóxicas en formas no tóxicas e hidrosolubles. Los riñones son los encargados de eliminar esas toxinas a través de su excreción en la orina. Diariamente filtran alrededor de 180 litros de fluidos.


LAS TOXINAS

Una toxina es cualquier agente físico, químico, macrobiótico, etc. que modifica o daña de forma negativa un sistema biológico equilibrado.

Nuestro organismo posee un sofisticado sistema de detoxificación para neutralizar y excretar toxinas. Pero, cuando hay sobrecarga de sustancias tóxicas, los órganos de detoxificación no pueden con todo.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la sobrecarga de toxinas son cansancio continuo a estados agudos o crónicos de mayor gravedad, que pueden provocar incluso la agravación de enfermedades. A veces, un dolor de espalda o de cabeza, el cansancio injustificado o una mala digestión. Alergias, artritis, asma, diabetes, problemas digestivos, infecciones frecuentes insomnio o frecuentes cambios de humor, celulitis u obesidad, problemas cutáneos, como erupciones, eccema u otros, etc.

TIPOS DE TOXINAS

Según su procedencia, las toxinas se clasifican en exógenas porque proceden del medioambiente o endógenas, son las que se forman en el organismo en el curso de procesos fisiológicos o patológicos.



EXÓGENAS

Llegan a nuestro organismo procedentes de un medio externo bien por el sistema gastrointestinal o por el respiratorio. Algunas de ellas son conocidas como el tabaco, alcohol, drogas, etc. Otras son menos conocidas como los aromatizantes, colorantes, edulcorantes alimentarios o incluso desconocidas como el cadmio, pegamentos, gases, radiaciones, etc.

Gases contaminantes: monóxido de carbono, hidrocarburos, ozono, o dióxido de carbono.

Agentes contaminantes de partículas: polvo, humo, aerosoles, gases, vapores.

Metales pesados como el mercurio, plomo, etc.

Polimerizantes: elementos presentes en plásticos duros como el PVC, en sustancias aceitosas en los perfumes, en las lacas de pelo, en los lubricantes, en la pintura y la madera.

Fármacos

Aditivos y conservantes: se añaden a la comida para cambiar su olor o color, pero algunos de ellos son carcinogénicos y mutagénicos

Materiales tóxicos del hogar como pegamentos, pinturas, quitamanchas, productos de limpieza y desinfección, etc.
alicia@acupunturayapiterapia.es www.acupunturayapiterapia.es

ENDÓGENAS

En su mayor parte son productos intermediarios o residuos de procesos metabólicos, de los que se produce una acumulación o sobreproducción, y el organismo no los ha metabolizado ni excretado adecuadamente.  Como el CO2, ácido láctico, urea, oxalato cálcico y amoníaco.

Otras son el resultado de un desequilibrio en la secreción hormonal tipo estrógenos y testosterona.


miércoles, 13 de febrero de 2013

lunes, 4 de febrero de 2013

CUIDAR EL FLUJO DEL CHI


CUIDAR EL FLUJO DEL CHI

EL TIEMPO Y LA SALUD
La palabra Chi significa literalmente aliento, aire, energía.
Chi circula a través de la superficie del cuerpo, protegiendo al organismo de invasiones ambientales tales como el calor, el frío, la sequedad y el viento.
De ello se desprende que el sistema energético humano - los meridianos por donde fluye Chi- está fuertemente influenciada por las condiciones meteorológicas. Las condiciones climáticas extremas afectan a los órganos internos como el frío que ataca el meridiano asociado con los riñones y puede ocasionar su mal funcionamiento.  
Además del frío, el viento puede causar dolores y molestias corporales que no tienen ninguna causa aparente, y en muchos casos lleva a los síntomas de un resfriado, como dolor de cabeza, escalofríos y fiebre, sin evidencia de invasión viral.
La exposición a altas temperaturas tanto frías como calientes pueden provocar síntomas que incluyen fiebre, labios secos, estreñimiento y sensación de pesadez en el pecho. Algunas personas que se exponen a la humedad sufren dolores de cabeza, artritis, o cualquier tipo de inflamación corporal, porque la humedad extrema puede bloquear el flujo del Chi en los meridianos.
EMOCIONES Y ENFERMEDADES
Los cambios abruptos en las emociones también pueden desencadenar una reacción en cadena de desequilibrio energético en todo el cuerpo. Y estas reacciones son tan fuertes como las causadas ​​por las condiciones climáticas extremas.
Una persona que sufre dolor emocional o un disgusto se vuelve muy vulnerable a todo tipo de enfermedades. El miedo es un síntoma de disfunción renal temporal, pero el miedo crónico prolongado puede causar daño renal permanente. Los ataques frecuentes de ira reflejan problemas en el hígado. Una persona que está casi constantemente enojado dañará un hígado sano. 
Por lo tanto, cuando surge el enojo hay que tratar de no pensar en lo que lo produce mediante la meditación, relajación en un lugar tranquilo, o simplemente escuchando música relajante. En el mismo sentido, un shock o trastornos psicológicos por diferentes causas también puede obstaculizar el buen funcionamiento del cuerpo e influyen directamente en el estado de los huesos.
La energía Chi se mueve de manera similar a la electricidad, a lo largo de un circuito bien definido, los meridianos. Y esta energía puede ser manipulada para liberar los bloqueos y aumentar la salud a través de la meditación, la acupuntura y la terapia de moxibustión. 
Estas modalidades tradicionales de la medicina china pueden ser muy útil para restablecer muchas otras malas condiciones de salud causados ​​por cualquiera alteración de clima o de las emociones.
alicia@acupunturayapiterapia.es


www.acupunturayapiterapia.es