APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

miércoles, 9 de enero de 2013

ACEITE DE RICINO Y EL NERVIO CIÁTICO


ACEITE DE RICINO Y EL NERVIO CIÁTICO

El ricino es un arbusto de tallo grueso y leñoso, hueco que, al igual que los peciolos, nervios e incluso las propias hojas en algunas variedades, puede tomar un color púrpura oscuro y suele estar cubierto de un polvillo blanco, semejante a la cera.
Las hojas son muy grandes, de nervación palmeada y hendidas de 5 a 9 lóbulos, de bordes irregularmente dentados.
Las flores están dispuestas en grandes inflorescencias, erguidas, que rematan los tallos.
El fruto es globuloso está casi siempre cubierto por abundantes púas, que le dan un aspecto erizado; tiene tres cavidades, cada una con una semilla, grande y jaspeada, de superficie lisa y brillante, que contiene una toxina llamada ricina. 

SÍNTOMAS DE LA CIÁTICA
El dolor del nervio ciático produce los siguientes síntomas:
·         Dolores lumbares.
·         Dolor de leve a intenso en las zonas de las nalgas y las piernas.
·         Adormecimiento en dichas zonas.
·         Sentimiento desgarrador de alfileres y agujas punzantes
·         El dolor puede afectar un lado del cuerpo y puede extenderse a otras partes.
·         Dificultad para sentarse y dormir.

PARA EL DOLOR

El aceite de ricino proporciona un alivio para la ciática 

El nervio ciático, es el nervio más largo que se extiende desde la región lumbar, por el glúteo, hacia abajo hasta las extremidades inferiores (muslo, la pantorrilla y el pie). El dolor se puede manifestar en cualquier punto de su longitud e impide la movilidad a la persona que la padece.

Casi la totalidad del contenido de ácido graso del aceite de ricino se compone de ácido ricinoleico, que desencadena efectos anti-inflamatorios.

Este aceite de la planta de ricino, reduce naturalmente la inflamación de la ciática, que a menudo se debe a una hernia discal. Lesión por carga de objetos pesados o producto de una mala postura

TRATAMIENTO

Para disminuir el dolor de la ciática, una compresa de aceite de ricino (caliente) será útil.

-Aplicar una pequeña cantidad de aceite de ricino a un trozo de tela de algodón o lino.
-Colocar la compresa en la zona baja de la espalda.
-Cubrir la zona con un film plástico y poner una almohadilla térmica o bolsa de agua caliente durante 20 minutos.
-Repetir el procedimiento cada dos horas.

Además de la compresa caliente con aceite de ricino, otra manera de tratar la ciática es aplicar regularmente aceite de ricino directamente en el lado afectado. Asegúrese de que el aceite esté tibio antes de la aplicación.
Es recomendable alternar esta técnica con alguna terapia natural que equilibre el origen de esta dolencia como fitoterapia, homeopatía, acupuntura o apiterapia, para que el dolor no se convierta en un proceso recurrente. alicia@acupunturayapiterapia.es
www.acupunturayapiterapia.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario