APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

viernes, 13 de enero de 2017

APITERAPIA

UTILIZACIÓN DEL VENENO DE ABEJA

Esta técnica curativa y natural consiste en practicar picaduras con abeja vivas en los puntos de acupuntura más eficaces para la dolencia que se esté tratando. Es una terapia especialmente útil cuando los analgésicos, antiinflamatorios e incluso la morfina han fracasado.

La sensación de la picadura es similar a una quemazón que dura aproximadamente unos treinta segundos. A lo que le sigue una reacción local, completamente normal, como enrojecimiento, sensación de calor y picor. Estas manifestaciones no duran más de venticuatro horas – sólo en las primeras sesiones- y son totalmente controladas con calmantes naturales como el áloe vera y el hielo.

Esta terapia necesita estar apoyada con el resto de los productos de la colmena, no necesariamente todos porque eso depende de dolencia que se esté tratando y , al menos, durante toda la terapia los complementos de vitamina C y B.

Es imprescindible contar con un terapeuta sensible, cualificado y disponible. Cualquiera puede picar con una abeja pero no planificar la terapia y hacer un seguimiento profesional y adecuado de la evolución y curación de la dolencia. A menudo es importante realizar cambios en la alimentación e integrar remedios naturales que aseguren una recuperación definitiva, aunque el paciente vuelva a recaer en costumbres tóxicas que desequilibren su organismo.

Un buen apiterapeuta escucha, descubre, facilita y muestra el camino de la curación. Pero sobre todo, hace ver que el responsable último de la salud del paciente es él mismo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario