APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

domingo, 11 de noviembre de 2012

LA APITERAPIA  Y LOS 5 ELEMENTOS DE LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

II

EL VENENO DE ABEJA ES ELEMENTO FUEGO EN LA MTC

El veneno de abeja —Apitoxina— y el elemento Fuego.

El veneno de abeja se corresponde con el corazón y el intestino delgado.

En un libro clásico de MTC, el Huang Di Nei Jing, hay abundantes citas, en el  Ling Shu,  cap. 71 se lee:«el corazón es el maestro soberano de los 5 órganos y las 6 vísceras. Es la sede del Shen (espíritu)». Sede del espíritu, influye en la actividad mental, la memoria, la creatividad, el sueño y la comunicación.

Entonces las funciones que la Medicina Tradicional China atribuye al corazón son la de albergar la mente. El estado del corazón y de la sangre afectan las actividades mentales incluyendo el estado emocional. La sangre enraíza la mente.
Son cinco las funciones que dependen del corazón:
  1. Actividad mental (incluyendo las emociones).
  2. Conciencia.
  3. Memoria.
  4. Pensamiento.
  5. Sueño.
El corazón se clasifica como el movimiento básico del fuego que se caracteriza por una energía expansiva que tiende a propagarse con rapidez, calentando y elevándose como las llamas.

Desde el punto de vista físico el corazón regula la sangre y controla los vasos sanguíneos.
El intestino delgado que separa lo puro de lo impuro se asocia al corazón.
El pericardio protege al corazón y se asocia con el calentador triple que es un órgano que no tiene equivalencia en anatomía occidental y tiene una función puramente energética porque coordina la transformación y el transporte de los fluidos del cuerpo además de regular la función térmica de todo el organismo.

El equilibrio de la energía cardiaca induce a un estado de serenidad y gene
rosidad: se sabe dar y recibir amor. Si el corazón sufre un desequilibrio energético se origina un comportamiento de sobreexcitación, euforia, agitación o alegría desmesurada. El humor se vuelve variable. Se pierde totalmente el control. En el caso limite se llega a la pasión desmesurada y fanatismo. La persona puede volverse influenciable. Surgen dificultades para comunicarse y se puede llagar a balbucear e incluso tartamudear.
Cuado la energía del corazón fluye más lenta y se congestiona, provoca irregularidades en el ritmo cardiaco que se traducen en palpitaciones, taquicardias, nerviosismo e insomnio.
La energía equilibrada y expansiva del corazón favorece una personalidad con claridad de ideas, con gran facilidad de comprensión, asimilación y comunicativa.
El espíritu (Shen) habita en dos residencias: en la frente y en el corazón; en la primera residencia, el espíritu discierne los acontecimientos de la vida y toma conciencia de ellos, en la segunda residencia el espíritu equilibra todos los sentimientos y es capaz de expresarlos con sinceridad.

Tal y como indica la medicina tradicional china, el corazón administra las funciones mentales, regula los vasos sanguíneos y por lo tanto nutre todo el cuerpo. Así pues, el veneno de abeja facilita la circulación sanguínea, regula el ritmo del corazón y actúa sobre el sistema nervioso central y las fibras motoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario