APITERAPIA ACUPUNTURA NATUROPATIA

jueves, 13 de diciembre de 2012

DIETOTERAPIA, LA SALUD POR LOS ALIMENTOS


LA DIETOTERAPIA

En  Oriente el arte de curar con los alimentos es tan antiguo que se dice que nació al mismo tiempo que la humanidad.

En pocas palabras, la dietoterapia consiste en el uso de los alimentos con fines terapéuticos, esto incluye el cuidado del cuerpo, la conservación de la salud y la prevención de las enfermedades.

Entre las numerosas ventajas de esta modalidad medicinal destacan la facilidad para encontrar las «medicinas», lo sencillo y barato que es ponerla en práctica y, sobre todo, la eficacia de sus remedios. Además de la comodidad que supone seguir el tratamiento en casa  seguros de que nada de lo que se ingiere puede ser malo para su salud.

En China se conservan muchos libros antiguos que contienen detallados textos sobre dietoterapia. Tal vez los más importantes sean el Huai nan zi, El Maestro de Huai nan, el Huang di Beijing, El clásico interior del Emperador Amarillo y el Shennong bencao ping, El clásico de la ciencia herbolaria de Shennong.

Cómo los alimentos pueden prevenir y curar las enfermedades

La medicina tradicional china defiende que el cosmos está formado de materia, y toda materia tiene su propia naturaleza: el yin y el yang. El calor y el frío, lo real y lo ilusorio, lo exterior y lo interior, todo se resume en esta contradicción fundamental.

El yin y el yang son las dos caras opuestas de toda materia; y los seres humanos no somos una excepción. Si el yin y el yang están en equilibrio, no hay ningún problema de salud; pero si se rompe ese equilibrio aparecen la enfermedad. Es necesario equilibrar el yin y el yang en el organismo y recuperar la armonía de contrarios para alcanzar y mantener la salud.

Los alimentos tienen también su propia naturaleza

Así, las verduras, las legumbres y las frutas son de naturaleza fría, por lo que pertenecen al yin. Sus propiedades permiten aliviar el calor, desintoxicar, aliviar la sed, etc. Es decir, combatir enfermedades de naturaleza caliente o yang, como fiebre, dolor e inflamación de garganta, estreñimiento, úlceras y forúnculos.
Por el contrario, la naturaleza caliente acre del jengibre, de la guindilla y del ajo nos indica que son alimentos yang, y como tales, poseen propiedades que permiten eliminar el frío y combatir enfermedades yin, como el frío en las extremidades o en la piel,  dispepsias gástricas o dolencias causadas por factores externos viento-frío.

Así pues, al ingerir alimentos no debemos tener presente tan sólo nuestras necesidades fisiológicas. Quienes padecen frío y debilidad, como lo que predomina es el yin, deben evitar comer alimentos de naturaleza fría o con grasa, para no consumir el yang que ya poseen. Si al yin se añade más yin, sobrevendrá la enfermedad. En cambio, aquéllos en quienes predomina el yang, y padecen enfermedades causadas por factores calientes como forúnculos, úlceras, enfermedades oculares, etc., deben evitar comer alimentos de naturaleza acre y caliente, los cuales propician el aumento del calor interno. De esta manera, se evitará el aumento del yang y el desgaste del yin; en caso contrario, la enfermedad se agravará.
Para garantizar una vida saludable se necesitan muy diferentes sustancias nutritivas y la proporción de su consumo así como el equilibrio de los niveles de ácido y de alcalino, son factores determinantes de nuestra salud. Los alimentos constituyen la base principal de los elementos que mantienen saludable el cuerpo humano.

Una parte muy importante de la dietoterapia consiste en proveer al organismo del necesario complemento en elementos nutritivos. www.acupunturayapiterapia.es
alicia@acupunturayapiterapia.es
www.acupunturayapiterapia.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario